Noa

Noa

Lee su historia en "Relatos"

Buscador

© Derechos de copia

Los derechos de reproducción de los artículos pertenecen a Migato y a sus autores, excepto en el caso de los artículos extraídos de otros sitios, cuya fuente se indica.

Si quieres publicar alguno de estos textos, indica el autor y la fuente y, por favor, comunícanos tu deseo de reproducirlo a la dirección que hay al pie. Tu web no va a ser menos valorada por ello, al contrario.


Inicio » El gato en la cultura » El gato en el cine

El gato en el cine

Este es un pequeño repaso del papel del gato en el cine. Sirva como homenaje a todos los gatos del mundo de parte de una aficionada al cine... y a los gatos.


El gato empezó a hacerse famoso primero en los cómics, y más tarde en el cine. El primer gato protagonista de un cómic fue Félix el Gato, que nació de la pluma del dibujante australiano Pat Sullivan en 1917, y en 1923 ya empezó a aparecer en los periódicos de todo el mundo. La verdad es que no tiene mucho de gato, pero se ganó al público por su sentido del humor, su capacidad de disfrutar de las cosas sencillas y su confianza en sí mismo. En 1930 se convirtió en el primer dibujo animado sonoro del cine, y desde entonces se abrió la puerta a muchos otros gatos “animados” en el cine, desde Pata de Palo, enemigo y coprotagonista en las aventuras del ratón Mickey de Walt Disney, hasta Silvestre, el desdichado gato casero perseguido y atormentado por el petulante canario Piolín.

Aunque la mayoría de los dibujos animados se hacían para el público infantil, pronto los adultos descubrieron otras cualidades en este tipo de cine, como por ejemplo la perfección gráfica, y así se empezaron a crear obras en exclusiva para este público. Un ejemplo de ello son las aventuras de Tom y Jerry, que lograron 7 Oscars. Pero sin duda la obra más compleja que se hizo hasta esa fecha fue Los Aristogatos (The Aristocats, 1970), de la factoría Disney, que cuenta con más de 50 kilómetros de metraje y unos 325.000 dibujos realizados por más de 35 dibujantes. Nos cuenta la conmovedora historia de Duquesa, una dulce, noble y educada gata blanca, madre de 3 encantadores cachorros (Bizet, Matisse y Minou), de los que se enamora un pobre y tosco gato callejero, Thomas O'Molley.

Otra película de Disney con gato de protagonista es Oliver y compañía (Oliver & Company, 1989). Y cómo olvidar la maravillosa Historia de una gaviota y del gato que la enseñó a volar (La gabbianella e il gatto, 1998 ), de nacionalidad italiana y basada en el libro de igual título de Luis Sepúlveda, quien por cierto pone la voz al personaje de “el Poeta”. Es una preciosa fábula sobre la tolerancia y el respeto a las diferencias, en la que una gaviota que está a punto de morir por los efectos de un vertido de petróleo obtiene la promesa del gato Zorbas de cuidar el huevo que acaba de poner. La pandilla de callejeros de Zorbas se encargará del cuidado y educación de la pequeña cría de gaviota, dando todo un ejemplo de convivencia entre seres diferentes.

Pero además de en los dibujos animados, el gato ha logrado ser protagonista en el cine de carne y hueso. En 1951, Arthur Lubin dirigió El gato millonario (Rhubarb), donde un excéntrico millonario deja su herencia a su gato, que debe librarse astutamente de todas las tretas urdidas por la hija del amo, la cual se ha visto privada de la herencia por el minino. Este mismo gato, de nombre real Orangey, protagonizó 10 años después la magnífica Desayuno con diamantes (Breakfast at Tiffany´s, 1961), donde interpretaba a Gato, el gato que todos asociamos inmediatamente a Audrey Hepburn.

De 1963 es otra historia de Disney titulada El viaje increíble (The incredible journey), una bonita historia protagonizada por un gato siamés y dos perros en fuga hacia el oeste. En el año 1993 se realizó un “remake” de esta cinta, llamado De vuelta a casa: un viaje increíble (Homeward Bound. The incredible journey), que contó con una segunda parte (De vuelta a casa 2) en el 1996.

En 1965, Robert Stevenson dirigió El gato del F.B.I. (That darn cat!), de la productora Disney también, en la que otro gato siamés interpreta el papel de un policía que persigue a una banda de atracadores que han tomado de rehén a la cajera de un banco. En 1995 se rodó el remake de esta película, con el mismo título, protagonizado por Christina Ricci.

Otra película de Disney es El gato que vino del espacio (The cat from outer space, 1978 ), de Norman Tokar. Un buen producto cinematográfico para toda la familia, en el que se cuenta cómo un gato extraterrestre aterriza en la Tierra y su nave es capturada por un grupo de científicos para ser estudiada. El extraterrestre se vale de su aspecto felino para pasar inadvertido y sigue al científico que mejor conoce su nave hasta su casa, lo que causará un gran impacto en éste, sobre todo cuando el gato comienza a hablarle.

Del 2001 es Como perros y gatos (Cats & Dogs), comedia en la que se muestra un mundo secreto, del que los humanos desconocen su existencia, en el que perros y gatos mantienen una batalla eterna. Los perros se encargan de proteger a los humanos, mientras que los gatos buscan el dominio del planeta. Un científico está a punto de descubrir una vacuna eficaz contra la alergia a los perros, y los gatos creen que eso será un avance en la causa canina, así que inician un ataque contra la familia del científico. Pero el perro de éstos, ayudado por un grupo de agentes caninos, se encargará de protegerlos para que la vacuna sea un éxito.

Pero donde más abundan los papeles gatunos es en las películas en las que intervienen como personajes secundarios. Por ejemplo, en Los tres mosqueteros (The three Musketeers, 1948 ) aparece el gato junto al cardenal Richelieu, interpretado por Vincent Price. En Me enamoré de una bruja (Bell, Book and Candle, 1958 ) un gato siamés ayuda a su ama bruja (Kim Novak) a utilizar sus conjuros para conseguir el amor de un hombre. Este gato, llamado Pyewacket, ganó un Patsy Awards (el equivalente de los Oscars para animales) por su interpretación en esta película.

En Alien (1978 ), el gato Jones demuestra su capacidad de supervivencia junto a la protagonista, Sigourney Weaver, al ser los dos únicos personajes que se salvan del ataque de un alienígena en la nave espacial en la que viajan.

De 1995 es la cinta Asesinos (Assasins), donde una de las protagonistas (Julianne Moore) debe escapar del acecho de un asesino profesional (Antonio Banderas), y se hace acompañar por su gato.

En Men in Black (1997) aparece un gato llamado Orión, que lleva en su collar el secreto para desenmarañar un plan alienígena para dominar la Tierra.

En El quinto elemento (The fifth element / Le cinquieme element, 1997), una preciosa gata blanca llamada Sweetie comparte un minúsculo apartamento con el protagonista (Bruce Willis), y su afición favorita es ver la televisión tumbada en la cama.

En Stuart Little (1999), el persa blanco de la familia Little (llamado Snowbell) no está muy conforme con la adopción de un pequeño ratón como hijo, ya que no puede verlo como un amo, sino que para él es tan sólo comida.

Otra memorable actuación de un gato es el que aparece en Los padres de ella (Meet the parents, 2000), donde un chico que odia a los gatos debe convivir unos días en la casa de sus futuros suegros, y enfrentarse a un gato con unas rarezas muy peculiares.

En muchas ocasiones, el gato hace honor a su errónea fama de animal maléfico, y aparece en películas de terror o acompañando a los “malos”. Es el caso de El Padrino (The Godfather, 1972), donde aparece Marlon Brando como “jefe de la familia” acariciando a su gato. O la serie de James Bond, en la que el Dr. No siempre aparece acariciando también a su gato.

Una película más reciente es Austin Powers, casi un agente secreto (Austin Powers: International Man of Mystery, 1997), una parodia de las películas de James Bond. El malo de la peli, el Dr. Evil (Doctor Maligno), tiene un gato llamado Mr. Bigglesworth (en España lo han traducido como Señor Baldomero), al que quiere más que a su propio hijo. Este gato comienza siendo un hermoso y peludo persa blanco, pero al entrar en una máquina con su dueño acaba convertido en un pequeño sphinx sin pelo.

En cuanto a las películas de misterio y terror, podemos destacar el gato que acompaña a la Srta. Danvers, la tenebrosa ama de llaves de la mansión Manderley, en Rebecca (1940), de Alfred Hitchcock. O el que aparece en La comedia de los horrores (The comedy of terrors, 1964) de Jaques Tourneur, un gato llamado Rhubarb cuyo amo (Vincent Price), dueño de una funeraria, decide junto a su ayudante (Peter Lorre) acelerar la muerte de sus clientes ante la fuerte crisis de su negocio. El gato Rhubarb aparece en los créditos de la película.

En Cementerio de animales (Pet sematary, 1988 ), basado en un relato de Stephen King, un gato es enterrado en un cementerio indio situado junto a un cementerio de animales, donde los niños del pueblo entierran a sus mascotas. La sorpresa vendrá cuando inmediatamente después el gato vuelve a la vida.

En Sonámbulos (Sleepwalkers, 1992), también de Stephen King, los gatos son los encargados de luchar contra unos seres malignos cuya raza se está extinguiendo, y que se alimentan de la fuerza vital de jóvenes vírgenes.

En La momia (The mummy, 1999), los gatos son representados como los guardianes del Inframundo, y así son los únicos seres de la película a los que la terrorífica momia teme y de los que huye con pavor. En los primeros momentos de la película se puede ver también una escena en la que Anjsunamún acaricia distraídamente la cabeza de una gran estatua de Bastet, en un gesto más bien simbólico, pues esta diosa representa entre otras cosas al amor.

Por último me gustaría hacer mención de una película de terror que se está exhibiendo en los cines, La maldición (Ju-on/The Grudge, 2003), cinta japonesa que comienza contando cómo un hombre que pierde el juicio asesina a su mujer, su hijo pequeño y al gato de la familia. Unos años después, los tres asesinados vuelven para vengarse de todos los que entren en la casa familiar, y el gato es especialmente “espeluznante”...

Para la realización de este artículo me he basado en el capítulo "El gato en el cine y en los dibujos animados", de la enciclopedia El gato, tomo 4, Planeta DeAgostini, sobre todo para las películas antiguas. El resto es de mi cosecha como aficionada al cine, así que seguro que faltan muchos títulos por incluir.

Contribución de Isabel Gil

quique ha hecho este comentario en fecha 28/04/2009 08:08

la pelicula q me emociono hasta las lagrimas fue chatran y otra q tb me emociono mucho con lagrimas es una q se me olvido el nombre de la pelicula,(ojala alguien me la recuerde) pero q trata de un gato q se covierte en un hombre y pasan unas aventuras con su amo y tb me gusto mucho aristos gatos, como tb veia heathcliff y don gato y su pandilla, tb vi meet the parents en el bus, me gustaria ver los otros q mencionaron aqui, ecepto aquellas donde no son bn tratados, me parecen peliculas y o series bn estupidas sin lugar a dudas tal cual si fuese maltrato animal, pero aquellas donde son bn tratados son una maravilla. saludos y ojala se sumen mas posteos

feline ha hecho este comentario en fecha 02/11/2009 19:09

no sé si leí bien, pero creo que faltó la peli de chatrán y "el ojo del gato" de Stephen King

Dokecat ha hecho este comentario en fecha 10/06/2010 22:44

Hay una película mexicana (de terror) donde un gato es el protagonista "más negro que la noche" (1975) que cuando la vi por primera vez me daba "mello"....Mas Negro que la Noche narra la historia de un grupo de amigas que se muda a una mansion, heredada de la tia de una de ellas; al llegar encuentran a un gato negro que era el ser que mas queria la solitaria tia, por alguna razon el gato muere en extrañas circunsantcias lo que llevara a la muerte a las amigas, una por una asesinada por el fantasma de la presunta tia. fuente: cinetube. saludos

guss ha hecho este comentario en fecha 16/07/2011 07:59

En la nota, además de "Chatrán", faltaron dos películas dedicadas a los gatos que, a mi parecer no deben faltar nunca en una lista como esta, la primera es "Las tres vidas de Tomasina" del año 1964 de Walt disney.
La otra es "Un día, un gato" creo que es del cine checo, de mediados del siglo pasado.

Saludos!

Comenta el artículo

Por favor, NO HAGAS CONSULTAS. Esto no es un foro ni un mensajero y nadie te va a contestar. Si necesitas ayuda o consejo, dirígete a los foros de Migato o directamente a un VETERINARIO. Este formulario se destina exclusivamente a COMENTAR el artículo que ves arriba. DESCARTAREMOS cualquier otro tipo de intervención, así como los mensajes ofensivos y groseros.

* = campo requerido

:

:

: